En el colegio Santo Domingo de Silos, somos conscientes de que toda institución educativa cumple una inestimable labor social, puesto que la educación es la aportación cultural más decisiva para el desarrollo de las personas y de las sociedades.

En la tarea de la educación integral de los alumnos y de su capacitación para vivir en sociedad se podría resumir el rasgo más definitorio implicado en la responsabilidad social.

 

Precisamente por este carácter inherente de responsabilidad social, sabemos que nos debemos implicar totalmente e implementar medidas, programas y políticas de contenido social, pero más, si cabe, en un centro como el nuestro, que ha sido desde sus inicios de “iniciativa social”; no promovido por el Estado, sino por la sociedad, que quería dar  respuestas a las necesidades educativas del momento.

Es lo que la Iglesia de Zaragoza promovió a finales de los años 50 del siglo pasado, en lo que poco a poco, ha  llegado a constituir el barrio de Las Fuentes.

 

Nuestras metas se centran ahora en desarrollar una amplia oferta de programas educativos, en promover nuevos programas, en educar en valores sociales a las nuevas generaciones, en pensar en nuestra organización y asumir nuevos retos y compromisos con la igualdad y la justicia.

Todo con el objetivo de reforzar el compromiso social del centro con nuestros alumnos y familias más desfavorecidos y de trabajar por la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible y establecer un sistema de mejora continua en esta dimensión de nuestra acción educativa tan importante para la cohesión social.

 

Acceso a Memoria de sostenibilidad 2021